Más allá de generar un cargo administrativo, las áreas de finanzas, recursos humanos y estrategia deben generar valor por si mismas.
La gente apasionada, con nuevas ideas y con deseos de hacer bien las cosas son los que harán que nuestra región progrese.
Los negocios deben hacerse de forma ética, basados en la mutua confianza, valores y principios morales.